También

Cebolla


La cebolla


La cebolla es una planta bulbosa que pertenece a la familia de las liliáceas, llamada científicamente Allium Cepa, que libera óxido de azufre que causa los ojos llorosos. La planta tiene un tallo muy largo en cuyo extremo hay flores que toman la forma clásica del paraguas, mientras que el fruto de la planta es una cápsula. La cáscara de la fruta de cebolla puede ser roja, blanca o dorada. Existen numerosas variedades de cebollas, cuyo nombre a menudo varía según el lugar de cultivo, como por ejemplo la cebolla roja de Tropea y la cebolla cobriza de Montoro. Cada especie de cebolla tiene un sabor ligeramente diferente de las demás, variando en dulzura o picante. La cebolla se usa ampliamente en la cocina, aunque gracias a las numerosas propiedades nutricionales también se usa en los campos terapéutico y de cuidado personal. El mismo uso culinario de la cebolla ve una gran cantidad de formas en que puede usarse, comiéndola sola o para darle sabor a otros alimentos; Utilizado tanto cocido como crudo, por ejemplo en ensaladas, la cebolla asegura un sabor fuerte a cada receta. Además, no todos saben que se considera que esta planta tiene un alto poder afrodisíaco. El uso terapéutico de la cebolla, por otro lado, está vinculado a sus propiedades, bien conocidas desde la antigüedad, incluidas las propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, diuréticas e inmunes. Por lo tanto, un uso regular de la cebolla puede ayudar a mantener su cuerpo saludable y, además, puede usarse para cuidar su belleza gracias a su capacidad para actuar sobre la celulitis, el acné, las ojeras y las cicatrices.

Propiedades nutricionales y efectos beneficiosos.



La cebolla tiene un alto contenido de sales minerales y vitaminas. Las sales minerales, también definidas como elementos esenciales, juegan un papel principal en el buen funcionamiento de las células de todos los seres vivos. En comparación con las vitaminas, la cebolla contiene vitaminas A, B, C y E. Otros elementos contenidos en las cebollas son el fósforo, esencial en el metabolismo de las grasas y los carbohidratos, el magnesio, involucrado en el funcionamiento adecuado de los músculos y el aparato gástrico, y el calcio. , involucrado en la preservación del hueso. Cabe destacar que el bajo contenido calórico de la cebolla la hace perfecta para dietas adelgazantes. Además de los elementos que acabamos de mencionar, la cebolla está compuesta principalmente de agua y esto la hace perfecta para las personas con problemas de retención de agua. Su efecto diurético debido al contenido de sales de potasio y ácido glicólico, de hecho, puede actuar positivamente sobre la celulitis. Además, la acción en el tracto urinario de la cebolla también se refiere a una acción antiinflamatoria de la próstata. Los efectos beneficiosos de la planta se extienden a los sistemas digestivo, respiratorio, cardiovascular e inmune. El hígado y el páncreas son estimulados por la cebolla que, al mismo tiempo, elimina las bacterias presentes en el estómago y los intestinos. En comparación con el sistema respiratorio, el jugo de la cebolla puede actuar sobre la tos y la ronquera, eliminándolas gracias a su función expectorante y mucolítica. Su efecto antiséptico también actúa sobre los resfriados y la gripe. Los beneficios de la cebolla en el sistema cardiovascular se refieren a su efecto en la sangre; Gracias a las saponinas que contiene, de hecho, reduce el nivel de colesterol malo en la sangre y lo hace más fluido, previniendo la trombosis. Finalmente, las propiedades de la cebolla actúan sobre el sistema inmune gracias a que es un antibiótico natural. No debe olvidarse, entonces, el efecto antioxidante de la cebolla que defiende al cuerpo de los radicales libres y lucha contra el envejecimiento de la piel.

Cebolla y belleza


Como se mencionó anteriormente, la cebolla es un buen aliado del cuerpo no solo para la salud sino también para la belleza. En primer lugar, la cebolla previene la caída del cabello gracias al azufre que contiene; Para aprovechar el efecto beneficioso de la cebolla en la regeneración del cabello, simplemente frótela sobre el área afectada del cuero cabelludo o haga compresas con su jugo. Otro beneficio para la belleza se refiere a la piel, especialmente la de la cara. La cebolla, de hecho, debido a su efecto purificador y antimicrobiano, ayuda en caso de acné y granos; en este caso, simplemente aplique rodajas de cebolla en la cara o, alternativamente, prepare una máscara a base de jugo de cebolla y harina, preferiblemente avena. A nivel dermatológico, la cebolla también actúa favorablemente en las cicatrices, reduciéndolas y acelerando la cicatrización de heridas. Un gel a base de cebolla también reduce el enrojecimiento. En períodos fríos, la cebolla puede unirse en caso de que se formen sabañones en los dedos: frotando la cebolla fresca en las partes dolorosas, podrá reducir el dolor con efecto inmediato y, repitiendo la operación durante unos días, ayudará a hacerlos desaparecer. Además de todos los beneficios enumerados, la cebolla ayuda a reducir las ojeras: las envolturas de jugo de cebolla por la mañana y por la noche ayudarán a restaurar la frescura del ojo.